• Cota

PASANDO A MAYOR...

Actualizado: 2 de abr de 2019

Existen algunas etapas importantes que se desconocen... como cuando dejamos la primera infancia, que requieren del apoyo de los padres y de que se conecten con sus hijos para ayudarles a vivirla y aprender de ella.


Edad del no retorno

Ciclo entre 6 y 8 años


En esta etapa los niños tienden a estar un poco distintos, más irritables, un poco confundidos.

Nosotros como papás creemos que están cansados, o que quieren llamar la atención, pero….

La clave está en comprender, que pasaron de ser niños chicos, a entrar en la etapa de niños grandes, llamada segunda infancia, como todo cambio de etapa necesita algunos ajustes, y les cuesta muchísimo lograr este ajuste sin el apoyo necesario, ya que no tienen el lenguaje emocional que requieren para desarrollar y asumir qué es lo que realmente está pasando.

En esta etapa se están dando cuenta de que ser más grande tiene muchas ventajas, pero a la vez algunas responsabilidades, que no siempre están dispuestos a asumir, y se espera de ellos algunos cambios de conducta, que aún no quieren soltar, se entiende como una mini adolescencia, pero es la transición de que “ya no puedo comportarme como más chico porque no calza”, y a la vez, le encanta cuando es grande, lo desafía y le gusta, pero a veces también quiere volver a ser ese niño chico, quiere que lo acompañen a dormir, o que lo bañen en la tina, o hasta que lo vistan en la mañana…. Como padres es difícil entender lo que les está pasando, lo que sienten, la confusión emocional que están viviendo…

Este proceso dura poco tiempo, se acostumbran rápido, pero es importantísimo como papás, ayudarles a fortalecer la confianza en sí mismos, ya que es en este preciso momento donde necesitan con muchísima fuerza confiar en ellos mismos y en las personas que están más cerca. Este fortalecimiento de la confianza, además de ayudarles en la conciencia de sí mismos, en el autoestima, en la forma en que conocen y afirman el YO, les va a ayudar el día de mañana a vivir la adolescencia de una manera mucho más tranquila y llevadera, ya que tendrán el recuerdo del apoyo y la confianza mucho más desarrollado y latente…

Es muy determinante lo que les pasa hoy, y el apoyo familiar que reciben para que puedan vivir sus emociones de manera sana y enfrentarse mucho mejor en el futuro.

Como les ayudamos a fortalecer esta confianza en sí mismos…

· Apoyémoslos cuando se equivocan.

· Promovamos la contención emocional, estar, abrazar, hablar, acompañar.

· Explicarles que es un cambio de muchos que se vienen y que tiene cosas más agradables que otras, pero que pasa, y que pueden contar con sus padres cuando se sienten confundidos o agobiados.

· Pensar en cómo nos hubiera gustado que nuestros propios padres nos apoyaran.

· Analizar cuales son las áreas en donde puedo intervenir (en su aprendizaje, en el juego, en la comida, en la autonomía, etc…)

· No significa permitir que a veces sea chico y otras sea grande, significa que el mismo pueda “quererse” en esta nueva etapa y se sienta seguro.

16 vistas

© 2023 por NÓMADA EN EL CAMINO. Creado con Wix.com

  • @Crianzaefectivach
  • Crianza Efectiva
  • Crianza Efectiva