• Cota

Desenchufa para conectar

Desenchufar a los niños

El juego es el trabajo de los niños

Así como el trabajo nos ayuda a crecer, a valorarnos, a descubrir nuestras fortalezas y debilidades, para los niños el juego es el motor de su desarrollo físico, emocional e intelectual. NO es un pasatiempo como muchos piensan, es definitivamente la base para el crecimiento y desarrollo de los seres humanos.

Nuestra cultura actual tiende a pensar que lo que se hacía antiguamente no está bien.

El juego libre es definitivamente lo mejor que le puede pasar a un niño, necesitan un espacio seguro para sentirse cómodos y explorar para aprender y asimilar paulatinamente los estímulos. Hoy las pantallas y los juegos electrónicos han destruido la riqueza del juego libre en los niños, necesitamos con urgencia que volvamos a valorar el juego infantil y darle el espacio necesario para que los niños crezcan sanos.

Necesitamos proteger los rituales de la infancia y no adelantar las etapas fundamentales que son únicas y que no podemos recuperar después.

No nos apuremos en que dejen la infancia.

El juego son actividades voluntarias que divierten y se ejecutan sin razón u objetivo distinto al de distraerse o pasar un tiempo agradable.

Es el trabajo porque es vital para el desarrollo físico y emocional, es necesario para construir el pensamiento, autonomía y socialización.

Investigan, prueban, aprenden, esperan, fracasan, desarrollan la paciencia, resuelven, adquieren experiencias. Descargan emociones, integrando aspectos de su personalidad.

Aprenden a respetar turnos, aceptan reglas y las comprenden. Se sienten capaces de superar problemas.

Jugando hacen activamente lo que sufrieron pasivamente o lo que saben que pueden llegar a sufrir.

Mientras más jueguen mejor dormirán, ya que habrán procesado cosas que les incomodan.

La imitación, los juegos de roles, son fundamentales para el desarrollo del niño sano.

Los mejores juguetes son los que menos hacen, mientras más simple el juguete mejor para el desarrollo del niño.

Los juguetes deben ser sin género, todos podemos jugar a la pelota, a la cocina, o a las muñecas o autos.

Lo que más fortalece el desarrollo de los niños es que sus padres jueguen con ellos.

Los juegos y cuentos son fundamentales para el niño sano.

El inconsciente del niño recibe estímulos de los juegos y cuentos para comprender la vida.

El adulto modula los juegos para que puedan elaborar lo que ven, lo que sienten y lo que piensan.

El juego infantil debe ser con interacción humana para que pueda procesar todo lo que necesita según su etapa, por eso, desenchufemos a los niños para que crezcan sanos.


8 vistas

© 2023 por NÓMADA EN EL CAMINO. Creado con Wix.com

  • @Crianzaefectivach
  • Crianza Efectiva
  • Crianza Efectiva