• Cota

Crianza Efectiva en tiempos de coronavirus

Después de tantos días en cuarentena no es fácil retomar esta labor, el encierro hace que todos cambiemos nuestros puntos de vista, dinámicas y el tener tiempo para aclarar ideas que se pasan por la cabeza constantemente no es fácil, en un momento de la vida donde supuestamente el tiempo sobra, hay algunos que lo perdimos, que nos volcamos a la casa, el teletrabajo, los niños, la pareja y …. Se acaba el tiempo de uno con uno mismo.

Quiero intentar explicar algunas cosas que rondan por mi cabeza, y que no son fáciles de poner en palabras, empezaré por la crianza en estos tiempos raros para todos.

Creo q los padres nos logramos dar cuenta de que es imposible hacer la tarea del profesor, claro está que nadie disfruta de sentarse por más de dos horas a hacer tareas de guías y lecturas con cada hijo.

Quiero enfocarme en los niños de 10 años hacia abajo, que estarán en cuarentena no 14 días ni 40… si no que probablemente mucho más que eso…. ¿Podemos como papás del siglo 21 hacer de profesores, padres, amigos, compañeros, auxiliares, doctores, dentistas, etc….? Es imposible que lo logremos, y si lo lográramos dudo que sea sano. ¿Qué es lo que más necesitan los niños de hoy? Tiempo con sus padres, tiempo en familia, jugar, cantar, reírse, llorar, ser consolados, ser escuchados, aburrirse, enfrentarse a cosas que no habían tenido oportunidad antes.

Esta generación de niños está viviendo un cambio monumental que no sabemos como terminará, pero si sabemos que cuando termine, no importará cuántos ejercicios de matemáticas hizo, ni cuantos libros se leyó…. Lo que sí va a importar será como su familia enfrentó esta crisis, como abordó las tareas de la casa, el respeto de los tiempos, las conversaciones en familia, las recetas que se prepararon, lo que no resultó del horario que planificaron.

Los niños que hoy son menores de 10 años están obligados a vivir en una rutina en donde pasan horas como un rebaño asistiendo a clases, haciendo tareas y aprendiendo cosas que sin duda son importantes, pero tienen mucho tiempo por delante para aprender también.

Siento que esta tremenda crisis nos debería enseñar a que no es necesario estar horas sentado en una sala de clases, la sala de clases con 30 o 20 compañeros y uno o dos profesores/as a cargo es irremplazable, no podemos hacer eso en la casa, no podemos llevar ese ritmo. En esta etapa los niños no son autónomos en el aprendizaje, necesitan a un guía y de su grupo de pares para aprender correctamente. Podemos hacer una guía, ver un video interesante, leer un libro, pero no imponer un aprendizaje escolar en la casa por más de 40 días. Ni menos aún a una generación completa. Es imposible tecnologizar la educación, el contacto físico y el ambiente de aprendizaje no cabe en la señal de ningún WIFI.

El tiempo escolar “perdido” se va a recuperar a la larga, pero lo que tenemos que priorizar ahora es la oportunidad de estar juntos.

A ninguno de nosotros nos tocó antes una situación similar, en que todos los niños del país estén en sus casas, no deberíamos “temer” por lo que se está perdiendo, deberíamos ver con otros ojos esto y empezar a conocer como aprenden nuestros hijos.

Hoy en día más que nunca los hijos necesitan de sus padres, pero no de sus padres en el rol de profesor escolar, necesitan a los papás y mamás en el rol de profesores de vida, de compañeros en las buenas y en las malas.

Los profesores están haciendo lo humanamente posible por seguir desde sus casas entregando herramientas y se han tenido que reinventar a la velocidad de la luz, al igual que muchas otras profesiones y eso se valora enormemente, pero los padres tenemos que reinventarnos también. Y no transformándonos en profesores… sino evaluando nuestro rol y eligiendo las batallas que queremos dar en esta tarea, nunca en la historia había pasado algo igual, que tuviéramos todas las conexiones necesarias para llevar el trabajo a la casa y permanecer juntos tanto tiempo. Cada familia tiene que organizarse según lo que necesita y quiere lograr en este tiempo, pero estoy más que convencida que es una tremenda oportunidad que tenemos los padres de hoy de retomar nuestro rol y de reinventarnos. De tomarnos el tiempo de mirar como juegan, como asumen responsabilidades, que les gusta, que les hace mejor, cuantas horas necesitan dormir, cuanto ejercicio necesitan día a día.

43 vistas

© 2023 por NÓMADA EN EL CAMINO. Creado con Wix.com

  • @Crianzaefectivach
  • Crianza Efectiva
  • Crianza Efectiva